Organizar un evento sorpresa

¿A quién no se le ha ocurrido alguna vez organizar una fiesta sorpresa? La preparación puede resultar divertida y dificultosa a partes iguales si no consigues la ayuda adecuada.

Motivo por el cual se nos ha ocurrido compartir aquí algunos consejos que ayuden a inclinar la balanza para el lado entretenido y que todo salga sobre ruedas..

Las ganas de preparar una fiesta sorpresa nacen de la intención de recordarle a esa persona querida lo importante que es para su familia y sus amigos, para hacerle pasar un buen rato y para que queden anécdotas divertidas que contar varios años después.

Por cierto, ¡Asegúrate que al invitado de honor le gusten las fiestas sorpresas!

Lo importante de la preparación, todos lo sabemos muy bien, es mantener el secreto. Es por eso que el primer paso es hacer la pequeña lista de cómplices con quienes contarás en la organización de la sorpresa.

fiesta-sorpresa-01

fiesta-sorpresa-02

Detalles a tener en cuenta:

1. Comienza la organización con tiempo para planificar tranquilamente.

Generalmente los eventos sorpresa se festejan días cercanos a la fecha de cumpleaños (de aniversario, del reencuentro o lo que sea se festeje) para que el protagonista no tenga motivos para sospechar.

Como todos sabemos el silencio, a veces, canta muy fuerte, por eso mismo os proponemos que mientras estáis organizando este evento habléis con el invitado principal de esa fecha festiva con total naturalidad. Que crea que no te has olvidado y así despistas.

2. Solo una persona encargada de decidir todos los detalles de la fiesta.

Lo ideal es que seas tú, la persona más cercana al agasajado/a. Por más que cuentes con algunos cómplices para ayudarte en la organización y en las acciones para disimular, es mejor si las decisiones las toma una persona sola.

Es buena idea que pidas algún consejo a tus amigos o familiares, pero llegado el momento de decidir no dudes en tu intuición porque tú conoces muy bien los gustos y preferencias de la persona protagonista.

3. En paralelo al “dónde, cuándo y qué comeremos” hay que ir pensando cuál es la historia.

La historia que desviará la atención del protagonista para llevarlo al sitio indicado a la hora correcta, tiene que ser sencilla y creíble. Algo de lo que nuestra estrella de la noche esté acostumbrado a hacer.

A veces esta trama de la película es lo más importante porque de ella es de dónde pueden desprenderse detalles para disfraces, la temática de la fiesta, para la música, la decoración, y para incluir invitados sorpresas o regalos especiales.

4. Tu aliado en la organización tiene que ser una persona divertida.

Sobre todo si el motivo que encubrirá la fiesta es una salida con este amigo/a.
Para entretener al invitado principal es fundamental que el acompañante tenga chispa, que sepa salir de cualquier planteo negativo que surja, que tenga herramientas para idear planes B, C, D si hubiera que cambiar cosas sobre la marcha.

5. Agrega a la lista de invitados solamente aquellos que el homenajeado quiera tener cerca ese día.

Imagina que la sorpresa se vea desteñida porque hay compañeros de trabajo o vecinos con quienes no apetece estar en modo fiesta. La sorpresa solamente debe centrarse en elementos positivos 🙂

6. Avisa con antelación a todos invitados.

Necesitarás su confirmación de antemano y que sean puntuales el día indicado. Esto es fundamental.

¿No has organizado nunca una fiesta sorpresa? Os confesamos que es super gratificante ver la cara del protagonista y de todos los invitados en el momento de la entrada. Le agrega mucho encanto al evento. ¡Así que os invitamos a que preparéis muchas!

Categorías: ConsejosEtiquetas:

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright 2020 El Puchero de Plata S.L. Todos los derechos reservados. | Aviso legal | Política de cookies