¿Niños en una boda? Consejos para que todo salga bien

Volvemos a las bodas que tanto nos gustan y con las que disfrutamos al máximo después de algunos posts en los que hemos estado indagando sobre otros temas interesantes. Pero teníamos que volver porque las bodas son mucho más que nuestra esencia. Su belleza las convierten en algo inigualable y tienen tanto que dar que aquí estamos para continuar.

Uno de los capítulos más importantes de toda boda son, como hablábamos en otra ocasión, los invitados.

La lista de asistentes es difícil de componer sobre todo si tienes un presupuesto cerrado y no demasiado abultado. Tienes que tener en cuenta amigos, familiares, posibles compromisos y todo, debe encajar incluso en el lugar que hayáis elegido. Es una tarea ardua porque además son invitados de los dos lados de los novios. Pero, además de las vueltas que puede dar esto (siempre intentad llevarlo de la mejor manera posible, aquí os damos algunos consejos para elaborar el listado de invitados), hay otros detalles a tener en cuenta como si queréis que en la boda haya niños o no.

Si, recordad que os casáis vosotros y sois quienes decidís qué tipo de bodas queréis. Aunque pueda parecer brusco, cada vez más hay quien elige una boda preferiblemente sin niños (quizás por el lugar, por las horas de la cena y la fiesta de noche o porque simplemente preferís una fiesta con adultos) y normalmente los invitados lo respetan. También es cierto que estos, los invitados, intentan en la medida de lo posible acudir sin niños para así poder disfrutar más del festejo. Sea como sea, se puede comentar de forma educada en el caso de que no lo deseéis.

Por el contrario si en vuestra boda los niños cuentan y os apetece que estén también con vosotros ese día, tenéis que pensar que son personas pequeñas, que se aburren después de tantas horas de evento y que tienen sus necesidades especiales por lo que hay que dedicarles tiempo, espacio y recursos.

elpuchero-bodas-ninos-2

elpuchero-bodas-ninos-3

elpuchero-bodas-ninos

¿Qué tener en cuenta en una boda con niños?

Ante todo, cuántos asistirán.

No es lo mismo una boda en la que sepas que van a ir alrededor de 10 niños que de repente te sumen 30 niños. Es muy diferente y lo que preparares variará mucho de este número.

Qué edades tienen

Otro de los factores más importantes. Al igual que no es lo mismo 10 que 30 o más, tampoco lo será que los niños cuenten con menos de 10 años o con más de esta cifra. ¿Por qué? Porque con más de 10 años o rondando, ya son más independientes y no hay que estar “tan encima” de ellos mientras que si son pequeños con 3 ó 5 años, si que van a necesitar más atención y aunque los padres se la presten, deberéis predecirlo y organizar algo específico.

La temperatura

Los adultos nos adaptamos más pero unos niños, si la fiesta se alarga de noche y comienza a hacer frío o refresca, hay que tenerlo en cuenta. Si la celebración es en el exterior, prever una sala interior para que puedan jugar en ella es una gran alternativa. Así nadie se resfriará ni se tendrán que marchar con sus padres para evitar que enfermen.

La comida

Los más pequeños no suelen comer los platos tan fuertes que los adultos y es una pena primero tirar esa comida porque no se la comerán y segundo, que se queden con hambre. Según los niños que haya, avisa al catering que seguro tiene buenas opciones para menú infantiles.

La diversión

Es lo fundamental que tenéis que tener en cuanto a la hora de organizar una boda con niños. Ellos deben estar entretenidos y cuanto más lo estén, mejor lo pasarán los padres y en consecuencia, vosotros. Animadores, payasos, cuidadores… Todo es bienvenido en una boda con pequeños.

Tenlos en cuenta

Al igual que preparas pequeños regalos para los adultos, ¿por qué no para ellos? Además, son los que más se emocionan con estas cosas y una sonrisa de un niño querido te cambiará el día. Hay millones de opciones en el mercado y desde un pequeño juguete, unas ceras con un pequeño cuento para colorear… Lo que se os ocurra, será una genial idea y estarán muy agradecidos.

Bebés

Son aparte de los niños y es que necesitan más atención y sobre todo, las mamás requieren más logística. Tened en cuenta que habrá que habilitar un baño al menos con cambiador, un microondas para calentar leches y biberones en cualquier momento también estaría genial (los camareros del catering estarán a mil y un bebé cuando quiere comer, no entiende ni espera así que si encontráis con los organizadores un lugar en el que habilitar una mesa para esta preparación, será muy útil), alguna cunita o un espacio tranquilo en el que poder dormir a estos bebés en sus carritos.

Castillos inflables y juegos de aventuras sí, pero con cuidador.

Exacto. Evita cualquier imprevisto y/o problema. Están geniales estas atracciones pero necesitan vigilancia y los padres estarán inmersos en el evento así que también contrata a un responsable del juego y/o de la atracción y situación resuelta. Aquí hay muchísimas ideas disponibles y la propia empresa de animación se encargará de ofreceros alternativas.

Pajes.

Recordad que los pajes de vuestra boda deben ir vestidos según elijáis pero que al final, son niños por lo que luego, estaría bien que se puedan cambiar y estar más cómodos. Sus padres lo tendrán en cuenta pero si no, podéis comentarlo también.

Y con estos consejos, seguro que si tenéis una boda con niños, todo saldrá perfecto y lo recordarán como un día divertido y bonito también para ellos.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright 2020 El Puchero de Plata S.L. Todos los derechos reservados. | Aviso legal | Política de cookies