Las PreBodas: fotos y fiestas

Gracias a las redes sociales y entorno blog, el mundo de las bodas ha tomado una dimensión más ajustada a la realidad de sus características y es que, una boda, es uno de los acontecimientos más importantes de la vida de una persona. No solo por tratarse de una gran fiesta o una oportunidad única para disfrutar con amigos y familiares, sino porque representa un paso adelante en la vida, realmente importante en el que se asumen una serie de compromisos vitales que cambiarán sin lugar a duda el ritmo de nuestra existencia. Puede sonar quizás muy bucólico o incluso exagerado para algunos, pero realmente, contraer matrimonio, de la forma que sea (si es la que eligen los novios siempre será la forma perfecta), es establecer vínculos que en principio, son para toda la vida y entregar una parte de nosotros de forma generosa hacia otra persona que nos complementa y nos aporta tanto en cantidad como en calidad.

Por ello, las celebraciones ideadas para agasajar este día, nunca son suficientes, de ahí que últimamente, de un tiempo a esta parte, se hayan puesto también más de “moda” y de forma muy acertada hacer más allá que solo el día grande de celebración. Esto incluye las cenas de la noche antes ya con la llegada de los invitados, los desayunos del día después y por supuesto, algo que no puede faltar en una boda hoy por hoy son… ¡Las prebodas!

¿Qué es una Preboda?

Realmente cuando hablamos de preboda como tal, la mayoría se refiere a esas fotografías que los novios se hacen previas a la boda (pero bastante antes) en ropa de calle o quizás lo más atrevidos, con alguna temática en particular, para tener material gráfico para las invitaciones o también para, como hablábamos en este post, comunicar el enlace por internet y otros medios. Es una sesión fotográfica que ya nadie pasa por alto y que suele estar incluida en el pack del fotógrafo y para la que se eligen lugares significativos de los novios para captar momentos naturales, que digan mucho de ellos y que queden para el recuerdo.

Esta práctica, que antes ni siquiera existía, es algo que cada vez está más en auge y para la que se invierte económicamente como algo bastante importante. Elegir el lugar es una de las claves porque no es habitual que sea el mismo del enlace pero si tiene que ser con encanto, que transmita lo que son los novios y que juegue un papel importante en sus vidas. También la ropa es algo a tener muy en cuenta porque aunque son imágenes que deben transmitir la parte más natural de la pareja, si que no se puede olvidar estar espléndidos y para eso, en una foto, lo mejor es sentirse cómodo y uno mismo, muy alejados de parecer “disfrazados”.

Preboda-01

Preboda El Puchero de Plata

Algo más que fotografías.

Pero, más allá de la sesión de fotos que identificamos dentro del espectro “preboda”, esto también significa los eventos previos al enlace como tal. Hay bodas que por sus circunstancias, por la de los propios novios y los invitados, necesita de más momentos que organizar ya que por ejemplo, puede ocurrir que alguna de las familias sea de fuera y llegue con días de antelación o ahora cada vez más habitual, que los novios hayan vivido tiempo fuera o en diferentes destinos por trabajo o estudios y atraigan a su momento a diferentes invitados que no se conocen entre sí y de diferentes nacionalidades y ubicaciones. Por esto, se suelen organizar las celebraciones de pre-boda que no son más que una comida, cena y/o fiesta previa para dar la bienvenida a los invitados, hacer que se sientan cómodos y acompañados y también, aprovechar, para que los invitados se vayan conociendo entre si y el día de la boda, sea todo mucho más “familiar” y con un carácter más emotivo si cabe.

Para organizar una pre-boda, es necesario también dedicar tiempo y recursos. El abanico de posibilidades es muy grande y aquí si que, un poco más alejado del protocolo de la propia boda, se pueden incluir muchas variantes y momentos más divertidos. Por ejemplo, se puede realizar una fiesta temática, una cena campestre si la boda es una finca, un brunch… la imaginación, como siempre, será vuestro único límite real. Todo tiene cabida aquí, incluso puedes hacer varias separando por edades (un desayuno o comida más formal para los invitados más mayores y una cena o barbacoa con copas para los más jóvenes).

Es una gran oportunidad para ampliar vuestro gran momento más allá del día X, disfrutar muchísimo más del enlace, aprovechar minutos extra con vuestros invitados y hacer, de verdad, que el haber decidido dar este paso y comprometeros con LA persona, sea el momento más bello y especial de vuestras vidas.

brunch

Categorías: BodasEtiquetas: ,,

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright 2020 El Puchero de Plata S.L. Todos los derechos reservados. | Aviso legal | Política de cookies