Detalles de una boda de primavera

Justo ayer dimos la bienvenida a marzo, el mes de las flores y la luz por excelencia, el que recibe a la primavera, deja atrás el frío más frío para dar paso a temperaturas más cálidas y con todo ello, el mes que inaugura la temporada alta de las bodas. Estos, los que vienen, serás los meses más elegidos por todas las novias y novios para contraer matrimonio y celebrar su enlace. Ayudados por una luz diferente, mucho más atractiva, temperaturas más livianas sin llegar al incómodo calor del verano y teniendo en cuenta que los días son más largos, ahora es el momento preferido por casi todos los contrayentes. ¡Comienzan las bodas de primavera!

Es una bonita época, quizás de las más especiales, todas las características que engloban esta temporada son de seguridad (buen tiempo, sol, temperatura agradable, nada de sofocos…) con lo que es muy apropiado elegir marzo, abril o mayo para un enlace. Lo que si hay que tener en cuenta diferentes particularidades para que tu boda de primavera sea perfecta y nada la empañe por ejemplo, el más importante es que si quieres celebrar tu evento en un sábado o domingo de estos meses tendrás que reservar con muchísima más antelación porque que son unos bonitos meses, es algo ya reconocido y extendido y la mayoría de las parejas que han pensado casarse ahora también lo habrán considerado y seguramente ya han reservado fecha así que, ponte manos a la obra y echa la vista con al menos, un año de antelación para que el lugar que deseas, el día que te gustaría, esté aún libre. A partir de aquí, con estos inicios claros y solucionados para el resto, te ayudamos.

¿Cómo puedes hacer una boda de primavera perfecta y especial?

La primavera, estación que en pocos días daremos la bienvenida y que ya mentalmente con la recepción de marzo pensamos que está aquí, da mucho juego en cuanto a la decoración, la comida, los escenarios y las actividades a celebrar. Hoy te contamos algunas ideas que seguro te facilitarán la labor de elección o al menos, podrán guiarte.

La comida

Con la llegada del buen tiempo sin que aún haga verdadero calor, la comida cambia y deja atrás ciertos platos más típicos de invierno.

Ya puedes empezar a pensar en coloristas y bonitas ensaladas, frescas sopas templadas o frías que siempre son un gran entrante, aperitivos fríos jugando con vajillas de formas más divertidas y por supuesto, el marisco, que con menos frío tiene una mejor aceptación.

Una comida más ligera será el mejor acierto, pero aprovechando las frutas y verduras de esta temporada que si algo tienen, es color. Y en los postres, tendrás muchísimo para jugar y crear: entran en juego los helados, las frutas, incluso las flores comestibles…

Sorprende a tus invitados con un pastel nupcial nada convencional lleno de flores o unos polos de frutas. Las bodas ahora son para divertirse, pasar un día fantástico y sorprender. Recibir a tus invitados con limonada casera siempre será una gran opción.

ensalada flores

El color

Marzo y los meses que vienen estarán caracterizados y protagonizados por el color, la luz y las diferentes tonalidades que de un solo color podemos tener.

Tu boda no va a ser menosya te gusten los tonos más fuertes o los más tenues, podrás elegir entre una gran paleta de colores ya que ahora, casi todo vale y de hecho, si no hay color en tu boda de primavera, seguro que se echa de menos. Aplica color a todo aquello que desees: decoración, invitaciones, regalos, vestidos de damas de honor, al tuyo propio de novia (un fajín, unos zapatos de color primaveral o un tocado siempre quedan fantásticos y te harán sentirte especial), y por supuesto, como ya decíamos, en la comida.

Todo estará impregnado de color.

La decoración

Sorprende a tus invitados y vosotros mismos disfrutad de un día inolvidable y único con mesas impresionantemente bonitas.

Llena las mesas de tu celebración de color, de flores, de toques especiales… puedes dejar atrás la decoración sobria y tener guiños muy especiales que hablen de vosotros, el color no será un problema, al contrario.

Colores como el rosa, el amarillo, el turquesa están más de moda que nunca y reclaman su lugar en las bodas. Sillas, mesas, manteles, centros de flores, vajillas o cristalería están más abiertas que nunca a incluir color en ellas. Y por supuesto, no olvides los adornos, siempre sin recargar, con elegancia, en el momento justo y justificado, siempre son bienvenidos.

centro de mesa con limones

Las flores, no pueden faltar

Sea el escenario que sea el de tu boda (un jardín o un salón) las flores en una boda de primavera tienen que estar.

Centros en las mesas, detalles en las sillas, pasillo de flores o si tu presupuesto lo permite y el escenario también, incluso una pared de flores a modo de photocall darán a tu boda un toque único y en el que la primavera siempre se recordará.

Dependiendo de las flores que elijas harás que sea especial, elegante y maravilloso. Puede estar a la entrada de la celebración dando la bienvenida a tus invitados, o como respaldo a los sitting de las mesas… seguro que encuentras el lugar adecuado. Sea como fuere, no puedes no tener flores en tu boda.

Ahora las tendrás todas de temporada y con variedad de colores y tonos muy diversas: pasteles, colores más fuertes… la elección es vuestra.

flores para bodas

Una boda en un jardín

Es el gran momento, una bonita boda en un jardín.

La temperatura es la perfecta, ni frío ni calor y tu celebración puede ser la más especial. Si buscabas casarte en un jardín, una boda de primavera es la tuya. ¿Qué debe tener para que sea perfecta? Os lo contamos muy pronto.

foto del campo                    (cc) Verónica Ramírez

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright 2022 El Puchero de Plata S.L. Todos los derechos reservados. | Aviso legal | Política de cookies