Bodas de Oro: Parece que fue ayer

Nuestro corazón tiene la edad de aquello que ama. —Marcel Prévost

1967 – Estatua del Oso y el Madroño – 2017, un símbolo de Madrid que cumple 50 años. Seguramente igual que alguno de vosotros, ¿recordáis vuestro inicio juntos?

Cómo no hacerlo si el día que se inauguró la escultura fue el día en que me propusieron matrimonio, allí en la Puerta del Sol con el Oso y el Madroño de testigos y toda esa gente que pululaba por allí.

¿Por qué crees tú que un madroño puede simbolizar a Madrid, Pepe? Porque lo del oso lo entiendo, había muchos por aquí, pero el madroño nunca fue un árbol típico que yo sepa — dijiste con el entrecejo fruncido y los ojos grandes.
Tampoco fue típico que tú y yo pudiéramos seguir y aquí estamos, Elena, juntos pese a todo.

Y tú juraste que el oso escuchó cuando Pepe te preguntó bajito y haciéndote cosquillas en el oído «¿quieres casarte conmigo?».

Y ahora, unos años después, el gran festejo

Nunca te has arrepentido del sí. Pasaron los años, la escultura cambió de lugar dos veces y vosotros cambiaron también: tuvieron hijos, se mudaron, los hijos crecieron y vinieron los nietos, se llenaron de arrugas y recuerdos. Pero la risa y la complicidad siguen y eso hay que festejarlo. Hete aquí una breve lista para que os podáis organizar (¡lo que nos gustan las listas!):

La lista de invitados es fundamental

Saber cuántas personas os acompañarán ese día prácticamente decidirá el tipo de evento que queréis organizar. Una manera de saber quiénes serán los elegidos —porque en el amplio corazón entran muchos más que en vuestra casa o en un salón contratado para ese fin— es fijarse en quiénes los acompañaron siempre, los que estuvieron en las buenas y en las malas, los que transitan con vosotros el camino aún hoy, después de tantos años.

¿Qué mejor oportunidad que el aniversario de las bodas de oro para renovar los votos?

Muchas parejas quieren una pequeña ceremonia en el que renuevan los votos. Es un momento de mucha calidez donde el matrimonio manifiesta sus sentimientos y su compromiso frente a sus personas significativas.

Es la oportunidad en la que algún amigo regala alguna anécdota compartida con afecto. Y también algún nieto o hijo puede preparar un pequeño discurso durante la recepción.

El lugar

Una vez sepáis la cantidad de invitados podréis decidir el dónde, junto a decidir si será una celebración íntima  o una más grande y concurrida. Espacios hay de sobra en Madrid, y sabéis que nos podéis consultar, así que no dejéis de comunicaros para obtener un asesoramiento serio e integral.
Ahora, si lo que preferís es algo más familiar, en la intimidad de vuestro hogar, ¡adelante!

Ahora os queda organizar el tema del catering

Una idea a tener en cuenta para no hacer una comida o cena tradicional, sería pensar en un brunch, o bien, en una buena recepción aperitivo con barras de picoteo y bebidas. Así mantienes a los invitados de pie, con quienes puedes ir cambiando de grupo y variar las conversaciones. Algo más dinámico, ¿qué os parece?

Si queréis delegar todos los aspectos del festejo, pues El Puchero de Plata ofrece el servicio de catering para reuniones privadas que se celebran dentro de vuestro hogar.

No nos olvidemos de la tarta. Si nos dais a elegir, elegimos de varios chocolates combinados, pero nuestros gustos aquí no importan. Lo divertido de pensar en una tarta, además de que sea deliciosa, es saber la ilusión que le puede hacer a los protagonistas. Es muy posible que no hayan tenido una gran tarta de bodas ya que anteriormente no era algo principal en las celebraciones.

Otro detalle a tener en cuenta: la música y el baile

Un espacio con estilo vintage es una gran idea, qué mejor que ver a la pareja que cumple 50 años juntos bailando sus canciones. Ya luego se puede seguir con los sonidos de moda, pero la música que los acompañó cincuenta años atrás tiene que estar porque dispara recuerdos y emociones.

Es una buena opción a valorar que todo tenga que ver con el 50 aniversario, ya sea por la decoración de los ambientes, por la elección de la música y los bailes de novios, por los regalos y los recordatorios que hagáis.

¿Fotógrafo profesional o vuestro nieto que toma unas fotos de película?

Como sea, unas buenas fotos no pueden faltar en este evento. Una de las últimas tendencias es comprar algunas cámaras polaroid u otras automáticas, dejarlas sobre las mesas y que los propios invitados sean los fotógrafos del evento. ¡Las sorpresas están aseguradas! — os lo garantizamos.

Imaginamos que de este día se quieren guardar muchos recuerdos, por eso os compartimos la idea acompañar las fotos con un libro de firmas y anécdotas para que todos los invitados puedan dejar su felicitación.

El regalo

Aquí os hablamos a los amigos y familiares: ¿qué tal si hacéis un bote familiar para regalarles un nueva luna de miel? Una escapada sencilla y que les permita un recreo lleno de emoción.

El amor es el espacio y el tiempo medidos por el corazón. —Marcel Proust

¡A disfrutar de la vida!

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright 2017 El Puchero de Plata S.L. Todos los derechos reservados. | Aviso legal | Política de cookies